Bienestar

Dulce, manos!


Muy ocupado todos los días, asaltado por el frío y el lavado frecuente, sus manos pueden volverse dolorosas. Bríndeles una protección máxima y cómoda con nuestra selección de cuidados específicos.

Haga clic en presentación de diapositivas

¡Atención frágil!

Naturalmente sensible, la piel de sus manos carece de glándulas sebáceas que secretan sebo (una sustancia grasa) formando una película protectora en la superficie. Constantemente expuesta al frío, a agresiones externas, se deshidrata rápidamente. Si no se protege regularmente, aparecen grietas, asperezas y, a veces, incluso grietas en los casos más extremos. Aquí es donde entran en juego las cremas de manos. Su acción: hidratar, nutrir y reparar.

Fuerte Monique

Todos nuestros consejos para protege las manos del frío